Hablemos de la Osteopatía Estructural


La Osteopatía Estructural es uno de los pilares en los que se fundamenta la medicina osteopática, y consiste en el diagnóstico y tratamiento de las disfunciones del sistema músculo-esquelético. Me gustaría resaltar lo que NO ES osteopatía. Todos conocemos al osteópata por crujir los huesos, algunos incluso hablan de recolocar, o poner en su sitio. Este concepto debemos cambiarlo

1.Los crujidos, o thrust ( técnicas de alta velocidad y corta amplitud) son sólo una de las técnicas de intervención del terapeuta estructural. En ningún momento cuando oímos crujir estamos poniendo nada en su sitio. Para entender porque suena una articulación, os animo a visitar este enlace: cuando nos apretamos los dedos... ¿qué es ese chasquido que se oye?

2. Crujir el cuello no nos va a dejar paralíticos. Se ha infundido mucho miedo en cuanto a las manipulaciones cervicales. Como cualquier técnica en fisioterapia , es necesario hacer un diagnóstico diferencial, descartando posibles contraindicaciones al tratamiento. Si nada contraindica el tratamiento, y la técnica la realiza un profesional cualificado y experimentado en la materia, NO EXISTE RIEGO. Existen muchos test ortopédicos, pruebas manuales, diagnósticos de imagen, antecedentes personales,etc para descartar contraindicaciones al tratamiento. Ahí reside la importancia del diagnóstico en fisioterapia.

Bases de la Osteopatía Estructural


La osteopatía estructural se basa en cuatro leyes básicas:
1. La unidad del cuerpo
2. La estructura gobierna la función
3. El principio de autorregulación del cuerpo
4. La ley de la arteria

Partimos desde la premisa que en osteopatía todo se establece a través de hiper e hipomovilidades, o lo que es lo mismo, zonas que se mueven y zonas que no se mueven. Aquellas que si lo hacen , son las zonas donde aparecerán los síntomas, por ejemplo un dolor cervical. Las zonas hipomóviles, o lo que es lo mismo, aquellas que NO SE MUEVEN, son zonas que generalmente no suelen ocasionar síntomas, y que constituyen la raíz del problema del paciente. Pongamos el ejemplo más común para explicar esto. Si en una empresa hay quince trabajadores, y cuatro de ellos no hacen nada, el resto asumen el trabajo de esos cuatro, por lo que empezarán a quejarse si se prolonga en el tiempo. La solución no es curar a los que trabajan mucho, sino hacer que los cuatro que no trabajan se pongan en marcha.

¿Cuáles son las técnicas osteopáticas?


Como hemos mencionado anteriormente, los thrust ( técnicas de alta velocidad y corta amplitud, o famosos crujidos), son una de las técnicas con las que cuenta el terapeuta. Si esta técnica está contraindicaca o simplemente el paciente no quiere que se le haga, se cuentan con muchas otras técnicas, como:

• Estiramientos musculares y faciales
• Técnicas de bombeo para los ligamentos y cápsulas articulares
• Técnicas de energía muscular
• Técnicas Funcionales
• Técnicas de inhibición de los punto gatillos musculares
• Spray and stretching.


La osteopatía estructural es una disciplina terapéutica muy eficaz en el abordaje de las disfunciones músculo-esqueléticas, y nos ayuda a tratar muchas patologías como lumbalgias, ciatalgias, contracturas musculares, vértigos, mareos, cefaleas tensionales, y un largo etcétera.

Parámetros de la aplicación de las técnicas osteopáticas estructurales


Hay parámetros que se deben cumplir a la hora de aplicar una técnica de osteopatía estructural:

Diagnóstico preciso


Es necesario saber la causa exacta de la lesión. Esto abarca tanto la causa de la lesión como los parámetros lesioneles. Es decir: en la osteopatía estructural hay que saber cuál es el problema, cómo ocurrió y de qué manera se presenta el problema.

Posición del paciente


Las técnicas osteopáticas se pueden aplicar de 2 maneras: • A través de palancas • Contacto directo con la articulación
Según la lesión y el tipo de paciente (ya que cada paciente es una persona distinta) aplicaremos una u otra alternativa en las técnicas osteopáticas. Posición del terapeuta
Ante todo el bienestar personal se debe hacer presente, y en las técnicas osteopáticas no hay excepción. No sólo porque queremos evitar lesiones inmediatas o futuras, sino porque mucho de lo que transmitimos a nuestro paciente se realiza a través del contacto durante las técnicas. Nuestro paciente estará bien si nosotros estamos bien.

Puestas en tensión, punto de aplicación de las técnicas osteopáticas y thrust


Un punto muy importante en las técnicas osteopáticas estructurales el la puesta en tensión, que antecede al thrust. Sin la puesta en tensión la técnica no se podrá ejecutar correctamente. Recordemos que el thrust es un moviento rápido, de altísima velocidad pero siempre respetando los parámetros de movimiento fisiológico normal de la articulación a trartar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar